Este encargo consistía en encuadernar 5 ejemplares de la historia de su familia redactada por el cliente. Se trataba de hojas sueltas (no cuadernillos) por lo que se cosieron a «diente de perro» y se encuadernaron con «tapa suelta» como se aprecia en la fotos, con el lomo ligeramente redondeado.