Este es un encargo que me hizo un diseñador. Me pasó el dibujo por email y con las medidas confeccioné el libro, lo encolé (páginas y todo) y lo llevé al carpintero para que lo serrara. Luego vino el trabajo de encolarlos de nuevo y terminar los acabados.

Fue muy interesante de realizar.