La cliente tenia este libro de su abuela, sin lomo y con unas tapas en muy mal estado. El último par de cuadernillos estaban sueltos.

Se procedió a coserlos de nuevo, cambiar las cabezadas, añadir guardas nuevas y reforzar el lomo. Se buscó una imagen del libro original y se realizó una copia que sirvió como tapa delantera. La tapa trasera y el lomo se realizaron en tela.

Quedó con este aspecto que veis. ¿A que es bonito?