Los alumnos de este taller de caligrafía ya hicieron un primero, por tanto este se consideraba el avanzado. Por eso, Carme les dijo a los alumnos de traer una frase o texto que ellos quisieran  escribir y en el taller ellos lo escribirían de manera especial utilizando la caligrafía Carolina.