Pasión por los libros

Siempre me ha gustado leer libros. Leo casi todo lo que cae entre mis manos. También me gusta escribir. Empecé escribiendo cuentos para recién nacidos. Y esto me llevó a querer aprender a encuadernarlos, para regalarlos con una mejor presentación. Así fui a parar a la Escola Superior de Disseny i Art Llotja de Barcelona, donde cursé el Ciclo Superior de Encuadernación Artística, la única escuela en Catalunya donde puedes obtener el título oficial. Y de las manos de María Lucas, mi profesora, he aprendido todo lo que sé. ¡Y lo que me queda! Porque siempre puedes aprender algo nuevo, porque la experiencia la da la práctica y porque nunca hay que decir “lo sé todo”. Como en la vida, siempre se aprende algo nuevo…

Y llegó un momento en el que una serie de circunstancias, incluida la necesidad interior de un cambio en mi vida, dio lugar al nacimiento de «Naikare, l’art del llibre». Un lugar pensado para todos los que amamos los libros de papel, su textura, sus colores, sus ilustraciones… Un lugar para aprender el bello arte de la encuadernación artesanal… Un lugar donde encontrar herramientas y materiales adecuados… Un lugar donde encontrar libros en blanco para que tú escribas tu historia…

Mercè Capell  (encuadernadora artística)

El local

La Violeta fue una mercería desde 1901 aproximadamente, año en que D. Pedro Sala i Villaret, teólogo, filósofo y escritor protestante, juntamente con su esposa se hacen cargo de sus sobrinas y pone una mercería en la calle Roger de Flor número 142 de Barcelona para su sobrina Carmen. “Aquí estaréis bien”, es la frase que el “tío Pedro” dijo cuando la alquiló, palabras que nunca olvidaron las posteriores generaciones: Carmen Depé, Josefina Irlés y Gloria Guinot (mi madre política)

La Violeta sobrevivió a regímenes políticos, guerras, crisis y revueltas. Después de un reciente paréntesis de 8 años, alquilada a terceros, hoy vuelve a manos de la familia con una actividad diferente y con un nombre distinto –Naikare- pero con las mismas ganas de ofrecer el mejor servicio posible y con unos colores corporativos que quieren rendir un pequeño homenaje a sus antepasados y a su historia: el violeta.

¡Sed bienvenidos!